A vueltas con el Holocausto

Hace muchos años que el Holocausto cometido por los nazis se ha convertido en una de mis obsesiones. La lectura de <<Si esto es un hombre>> de Primo Levi me provocó tal desazón que durante un tiempo me dediqué a leer todo lo que encontré sobre este horrible acontecimiento histórico.

No me interesaban especialmente los análisis políticos e históricos, lo que más me preocupaba, y me sigue preocupando, era el hecho de que una de las naciones más cultas y adelantadas de la época llegara a perpetrar una matanza de tales dimensiones, una matanza planificada en la que fue preciso aplicar las técnicas más avanzadas del momento y que exigió la decisión de unos, la colaboración de muchos y la indiferencia de casi todos, porque sin la indiferencia y la sumisión no hubiera sido posible alcanzar los niveles gigantescos a los que llegó el Holocausto.

Sé que hay muchas respuestas, algunas muy válidas, a estas inquietudes, no en vano el tema ha generado cantidades ingentes de libros, películas…, se han hecho análisis de todo tipo y desde muchos puntos de vista, pero yo me atrevo a recomendar dos libros: El primero, muy conocido, <<Eichmann en Jerusalén>> de Hannah Arendt, el segundo, recientemente reeditado, <<Modernidad y Holocausto>> de Zygmunt Bauman (sí, no sólo escribe sobre “la cosa líquida”…).

Me parece muy interesante la reflexión que hace Arendt sobre lo que ella llamó, muy acertadamente, “la banalidad del mal” y que podría resumirse con esta frase suya: <<Los asesinos, en vez de decir: “¡Qué horrible es lo que hago a los demás!“, decían: “¡Qué horrible espectáculo tengo que contemplar en el cumplimiento de mi deber, cuán dura es mi misión!”>>.

El libro de Bauman se centra menos en los aspectos éticos individuales y más en los sociales, no en vano él es sociólogo. Fundamentalmente trata de dar respuesta a dos preguntas: ¿Por qué el Holocausto, que se ha convertido para los occidentales en un símbolo del mal, ha tenido tan poca repercusión en la organización de nuestra sociedad? ¿Por qué no se han extraído grandes lecciones que pudieran haber influido en el curso de la historia? Una de las conclusiones, quizás la más importante, de <<Modernidad y Holocausto>> es que este no fue una reminiscencia de la antigua barbarie sino un producto de la sociedad moderna. Bauman lo resume así: “En la conclusión sugiero que el Holocausto fue el resultado del encuentro único de factores que, por sí mismos, eran corrientes y vulgares. Y que dicho encuentro resultó posible en gran medida por la emancipación del Estado político […] del control social, como consecuencia del progresivo desmantelamiento de las fuentes de poder y de las instituciones no políticas de la auto-regulación social.¡Inquietante! ¿Nos sugiere algo con respecto al mundo actual?


Anuncios
Published in: on 12/10/2009 at 9:37 PM  Comments (1)  
Tags: , ,

El holocausto de los gitanos

Cuando hablamos del holocausto nazi casi siempre nos referimos al exterminio de seis millones de judíos. Pero el holocausto fue más, mucho más. Aunque el número de personas asesinadas durante el régimen nazi no se ha podido determinar con exactitud, algunas fuentes consideran fiables los siguientes números:

  • 5.600.000 a 6.100.000 de judíos, de los que entre el 49 y el 63% eran polacos
  • 3.500.000 a 6.000.000 de civiles eslavos
  • 2.500.000 a 4.000.000 de prisioneros de guerra soviéticos
  • 3.500.000 a 6.000.000 de civiles eslavos

  • 2.500.000 a 4.000.000 de prisioneros de guerra soviéticos
  • 2.500.000 a 3.500.000 de polacos no judíos
  • 1.000.000 a 1.500.000 de disidentes políticos
  • 200.000 a 800.000 gitanos
  • 200.000 a 300.000 discapacitados,
  • 10.000 a 250.000 homosexuales

En total las víctimas sumarían una cifra de entre quince a veinte millones de personas, aproximadamente.

Se han publicado libros, se han hecho reportajes, documentales y películas sobre esta catástrofe humana ejecutada por personas que pertenecían a una nación que, en aquel momento, se consideraba de las más cultas y avanzadas del mundo.
Casi todos los grupos están hoy en la memoria de algún colectivo, de alguna nación, de alguna religión… Tienen reconocimiento y homenaje.
Pero ¿por qué casi nadie se acuerda de los gitanos? ¿por qué casi nadie recuerda que en una sola noche fueron gaseados en Auschwiz casi tres mil mujeres, niños y hombres gitanos?
Poco saben que la población gitana europea fue reducida a la mitad, que a los fascistas croatas no les bastaba con matarlos: los degollaban, los ahogaban, los estrangulaban, les aplastaban el cráneo, sin distinción de edades ni de sexo. También fueron olvidados en el proceso de Núremberg.
¿Por qué tanto olvido? Quizás es que, estos hijos de un pueblo sin tierra, siempre fueron molestos. Molestaron a sus Católicas Majestades Isabel y Fernando, al Rey Fernando VI, a los nazis y a los fascistas… Quizás su presencia fuera incomoda para las personas civilizadas, honradas y trabajadoras como nosotros.
Y hoy, como ayer, nos siguen incomodando, molestando. Por eso ¡Mejor ignorarlos!

NOTA: Si quieres conocer más lee esto y esto otro.

Published in: on 22/12/2008 at 10:43 PM  Comentarios desactivados en El holocausto de los gitanos  
Tags: , ,