Los sindicatos, la última trinchera

1º Congreso CC.OO. AsturiasSe veía venir, la crisis económica no iba a servir para debilitar a su responsable, el capitalismo financiero, sino para todo lo contrario. Se ha vuelto a embridar al Estado, después de concederle una pequeña pausa para que les ayudara a salir del atolladero, y ahora toca rematar la faena: hay que imponer los postulados neo-liberales a todos los ámbitos de la sociedad. Para ello es preciso acabar con lo que queda del Estado del Bienestar y terminar con las “rigideces del mercado de trabajo”, que es como ellos llaman a los derechos conquistados por el movimiento obrero a lo largo de su historia, en resumidas cuentas volver al siglo XIX.

Con la izquierda gobernante aplicando, con la fe del converso, la política económica de la derecha y con la izquierda alternativa con una representación institucional testimonial, además de despistada por sus debates y disquisiciones internas, los únicos oponentes con una fuerza digna de considerar, la última trinchera importante a asaltar, son los sindicatos.

Primero se dijo de ellos que estaban entregados al Gobierno, después que no representaban a nadie, ahora que están obsoletos, que son incapaces de adaptarse a los nuevos tiempos… Se criticó que no convocaran una huelga general, ahora se les critica por convocarla…

La maquinaria se ha puesto en marcha. Para acabar con los sindicatos es necesario terminar con los sindicalistas y para hacerlo lo mejor es limitar su capacidad de actuación, la capacidad que les da el crédito horario que, conforme a la ley y a lo pactado en cada convenio colectivo, les facilita ejercer la acción sindical como representantes de los trabajadores. También es importante desprestigiarlos ante la ciudadanía, y para eso cuentan con el control de los grandes medios de comunicación que hoy en día no son otra cosa que corporaciones empresariales sujetas, ellas también, a las leyes del mercado y al imperio de los capitales financieros.

Hace unos días escuché como un destacado dirigente del PP madrileño hablaba de la “clase sindical”, una clara manipulación para desprestigiar el término “sindicato de clase”, rápidamente los medios de la caverna, de momento sólo ellos, se apropiaron de la expresión ¿Cuánto tardarán en sustituir la palabra “clase” por “mafia”?

Anuncios
Published in: on 15/09/2010 at 8:00 PM  Comments (1)  
Tags: ,

One Comment

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Se veía venir, la crisis económica no iba a servir para debilitar a su responsable, el capitalismo financiero, sino para todo lo contrario. Se ha vuelto a embridar al Estado, después de concederle una pequeña pausa para que l…..


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: