Reforma laboral. En la práctica ¿de qué estamos hablando? (2)

Pino y Justo Siguiendo con las consecuencias prácticas de la Reforma Laboral transcribo otros dos ejemplos extraídos del análisis realizado por Francisco Gualda, perteneciente al  Gabinete de Estudios Jurídicos de Comisiones Obreras. Este y otros muchos documentos y estudios pueden encontrarse en la Web de la Fundación 1º de Mayo.

Si se observa algún error u omisión es sólo achacable al amanuense.

 

Una empresa con 200 trabajadores en la que la cuenta de resultados ha ofrecido pérdidas de 50.000 euros en un año, pretende el despido de 25 trabajadores de un concreto departamento, como vía para reducir costes. Se trata de un despido colectivo por afectar a más del 10% de la plantilla, lo que requiere de un Expediente de Regulación de Empleo.

ANTES DE LA REFORMA: Si sólo invoca las pérdidas, sin ningún elemento adicional, el despido no estaba justificado y no podía ser autorizado por la Administración, por las siguientes razones:

– No acompaña un plan de viabilidad, o al menos no justifica de forma objetiva como se va a recuperar la viabilidad de la empresa.

– Tampoco acredita como los despidos van a repercutir en esa recuperación.

– Tampoco acredita que no existan otras posibilidades, como la reorganización del departamento o el cambio de funciones, para conseguir la recuperación de la empresa, en lugar de acudir al cese de los trabajadores.

Ello determinaba que al no ser autorizado, los trabajadores no podían ser cesados, y tenían garantizado el mantenimiento de su puesto de trabajo sin que fuera posible que la empresa pudiera despedir abonando una indemnización.

Sólo por la vía del acuerdo con los representantes era posible la extinción, normalmente incluyendo mejoras sustanciales en materia de recolocación, planes de jubilación, indemnizaciones por encima de la legal y mejoras sociales.

CON LA REFORMA LABORAL: Desaparecen las dificultades que tenían la empresa para declarar justificado el cese, al ser el mismo un efecto automático de las pérdidas, por lo que concurre la causa del cese.

La única justificación que tiene que dar es que el despido sea “mínimamente razonable”, lo que es un criterio que deja en manos del empresario la decisión, e imposibilita un control judicial efectivo de la selección y número de trabajadores afectados.

Los despidos se consideran justificados. Ello supone que los trabajadores fijos pueden ser cesados, y la indemnización que percibirán será notablemente inferior a la que correspondería en caso de despido improcedente.

Una empresa ha llevado a cabo un estudio de su departamento de producción, por el cual considera que encargando la gestión a una empresa especializada ahorra costes. Ante ello plantea el despido de todos los trabajadores para externalizar la actividad con una contratista.

ANTES DE LA REFORMA: Aunque la externalización de la actividad ahorre costes y mejore el beneficio empresarial, no es causa de despido por las siguientes razones:

1.- No se cuestionaba la viabilidad de la empresa ni su continuidad.

2.- No tendían problemas actuales, sino simplemente mejoras en su funcionamiento.

3.- No acredita que las mejoras no las pueda obtener por otras vías: recolocación de trabajadores, formación o cualificación, etc.…

Por ello el despido no estaba justificado.

CON LA REFORMA LABORAL:Se legaliza dicha actuación de la empresa por las siguientes razones:

1 – No es preciso que la empresa tenga problemas de funcionamiento, sino sólo que se generen mejoras en su organización productiva.

2 – La reducción de costes, o el aumento de los beneficios, sin duda mejoran la situación de la empresa.

3 – Las causas para despedir se definen en la Ley de la misma forma que las necesarias para cambiar la organización empresarial.

Por ello los despidos pasarían a declararse justificados. Ello supone que los trabajadores fijos pueden ser cesados, y cobrarían una indemnización notablemente inferior a la del despido improcedente.

 

Como se puede observar en estos ejemplos práctico estamos ante una reducción de la garantía de la estabilidad en el empleo que afecta a TODOS LOS TRABAJADORES FIJOS DE LAS EMPRESAS. No es cierto, es absoluto, que la reforma sólo afecte a los nuevos contratos.

Anuncios
Published in: on 27/08/2010 at 7:00 PM  Comments (1)  
Tags: , ,

One Comment

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Siguiendo con las consecuencias prácticas de la Reforma Laboral transcribo otros dos ejemplos extraídos del análisis realizado por Francisco Gualda, perteneciente al  Gabinete de Estudios Jurídicos de Comisiones Obreras. Este…..


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: